Los que somos padres, colocamos todo lo relacionado con nuestros hijos entre nuestras principales prioridades. Queremos que aprendan idiomas, que sean buenos deportistas, que hagan además algo artístico, cuidamos su dentadura, les realizamos sus revisiones médicas etc…

Pero y el tema de la alimentación…

¿Por qué deberíamos darle una gran importancia a este tema?

Pues la alimentación de nuestros hijos, debería ser uno de los temas más importantes, no solo porque la etapa infantil y adolescente son aquellas, donde se produce un mayor crecimiento físico y psicomotor,  sino porque es una gran oportunidad para regalar a nuestros hijos un tesoro que les acompañara toda la vida: APRENDER A COMER DE FORMA SALUDABLE.

¿Que elementos nutricionales son importantes en esta etapa?

Tendríamos antes que distinguir tres etapas dentro de la alimentación infantil:

1ª ETAPA

Va desde los 0 a los 3 años, donde las pautas de alimentación las va a marcar sobre todo el pediatra. En esta etapa el niño está descubriendo olores, sabores y texturas, por lo que yo recomendaria:

  • que el niño manipule la comida, que pruebe dentro del calendario de introducción de alimentos del pediatra todo tipo de alimentos,.
  • que veamos la alimentación de nuestro bebe como espacios privilegiados para la comunicación, el contacto, la relación y el afecto.
  • que respetemos los ritmos más lentos de los niños alimentándose.

La alimentación más adecuada en esta etapa, por supuesto es la leche materna, y como pautas generales:

  • no debemos añadir a los alimentos azúcar, miel ni edulcorantes,
  • evitar la sal en la preparación de las comidas,
  • minimizar la perdida de nutrientes cociendo las verduras con muy poca agua,
  • acostumbrar el paladar de los niños a la pasta, el arroz, el pan integrales,
  • evitar espinacas y acelgas antes de los doce meses por su alto contenido en nitratos,
  • en Extremadura donde hay una importante actividad de caza, deberíamos evitar dar a los niños menores de 6 años carne de animales cazados con munición , porque el plomo podría causar importantes daños neuronales,
  • evitar pescados como el pez espada, emperador, atún en niños menores de 3 años, por su alto contenido en mercurio,
  • evitar la miel a los mas pequeños por riesgo de botulismo y alergias alimentarias

2ª ETAPA

Iría desde los 3 años hasta la adolescencia. Donde ese proceso de aprendizaje del que hablábamos antes, de hábitos alimentarios saludables es muy importante. Como pautas generales en esta etapa podríamos destacar:

  • hacer entender al niño lo importante que es mantenerse hidratado, ofrecer periódicamente agua al niño y los zumos y las bebidas azucaradas deberían solo tomarse de forma esporádica.
  • enseñar poco a poco a comer al niño de forma autónoma, ayudándoles a utilizar los cubiertos.
  • que nos ayuden a cocinar, inculcándoles maneras de cocinar saludables: coción, plancha, horno, poca sal, poca azúcar, utilización de especias para condimentar.
  • cuidado con los desayunos y medias mañanas. Evitar alimentos procesados, bollos, galletas, fiambres y sustituirlos por frutas, frutos secos, pan, yogur, bocadillos queso fresco, galletas de avena hechas en casa etc…
  • dar preferencia a los hidratos de carbono, pasta, pan, patatas, pastas (mejor integrales). Deberían suponer aproximadamente un 55% de la ingesta diaria.
  • dar preferencia al consumo de legumbres y hortalizas en las comidas principales frente a las de origen animal.
  • muy importante: no utilizar los alimentos como recompensa o castigo.

3ª ETAPA

Adolescencia. En esta etapa, hay que tener especial cuidado, con los transtornos de la conducta alimentaria (anorexia, bulimia), por el miedo de muchos jóvenes de padecer sobrepeso u obesidad.

Se trata de un periodo donde hay un importante crecimiento en longitud, aumento masa corporal, maduración sexual y una mayor tasa de realización de ejercicio físico.

Por lo que los requerimientos nutricionales generales irán encaminados a:

  • ingesta diaria de proteínas de calidad (legumbres, pescado, aves)
  • el calcio y vitamina D seran de importancia para el crecimiento muscular
  • ingesta adecuada de hierro sobre todo en las mujeres, con el inicio de la menstruación
  • incrementar el consumo de HC por esa importante actividad física
  • Evitar el consumo bebidas refrescantes, alimentos “fast food”, saltarse el desayuno, ingesta habitual de alcohol, snacks dulces y salados etc…

Se recomienda comunicarse continuamente con el adolescente en temas de alimentación conectando lo más posible con sus gustos y preferencias.

 

Para finalizar recordaros algunos datos importantes alrededor de este tema: En España el 21% de niños entre 3 y 12  años padecen sobrepeso y más del 7% obesidad.

Parece ser que “comer” a pasado a un segundo plano, en esta sociedad ajetreada, dando ahora mas importancia a otras parcelas de la vida, sin darnos cuenta de, que comer saludable, es la mejor prevención para la mayoría de las enfermedades crónicas que nuestros hijos podrán padecer en un futuro y además comer de forma saludable les hará seguramente PERSONAS MAS FELICES.

 

 

 

 

Deja un comentario





Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.